06 noviembre 2008

Cumpleaños

Han venido todos: mis amigos, mi familia, mis compañeros. Todos están felices, bromean, comen bocadillos de pan blandito y beben lo que les dejan. Su cántico me emociona: “Feliz, feliz en tu día, amiguito que dios te bendiga, que reine la paz en tu día y que cumplas muchos más...”. Los ojos se me llenan de lágrimas cuando me toca apagar las velas. Vaya pinta que tiene la tarta, lástima que sea tan sosa. Parece una tarta cualquiera, pero no, ésta es para diabéticos. Esto también parece un aniversario cualquiera, pero no lo es, hoy estamos de fiesta en el geriátrico y aquí somos cumpleaños profesionales.

20 comentarios:

Raúl dijo...

Volvemos a la normalidad, después de tanta vorágine.

troncha dijo...

Muy bueno si señor Raul.

Saludos...

Raúl Sánchez Quiles dijo...

Gracias, Troncha

La paciente nº 24 dijo...

Hay que vivir en un geriátrico para entender que la vida es una tarta más modesta, cuyas numerosas velas comienzan a ser, meramente, biográficas.

Anita dijo...

Afortunado tu que te gusta el cumpleaños¡¡ yo llevo sin celebrarlo ya unos años, PASO, eso de cumplir años ya no me gusta¡¡¡ es que las mujeres es distinto... ¡¡ felicidades de paso¡¡¡

PULGACROFT dijo...

LLega un momento en que cumpir años resulta tan emocionante como cuando cumplíamos 10.
;)

Raúl Sánchez Quiles dijo...

Es verdad, de eso precisamente tarta este relato, por una parte de la vuelta a la inocencia y, por otra, del mérito de llegar a viejo.

Raúl Sánchez Quiles dijo...

Iba a decir trata y dije tarta... que traicionó el subconsciente cumpleañero. Por cierto, Anita, si quisieras podrías celebrar tus aniversarios, que los llevas muy bien.

EVEY dijo...

Que tal?, he mirado un poquillo el blog y me gusta mucho, cuando leo cosas así sé que me queda toda la vida o más para escribir decentemente.
Muchas felicidades por cierto!!.
Saludos.

eigual dijo...

Te he enlazado en mi blog.

Tienes una forma de escribir única.

Me encantan, cada uno de tus post...

Sigue así.

Felicidades... y un saludo.


eigual - www.escriboaqui.es

Raúl Sánchez Quiles dijo...

Gracias, y mucho ánimo y constancia a quien quiera contar cosas.

Coro dijo...

Seguro la pasarían de locura l@s viej@s del geriátrico con esa torta y ¡fiesta!

Me encanta que con pocas palabras dices mucho... todo.

Saludos.

Jara dijo...

Pues a mi me deja cierto aire de tristeza, será q me asusta llegar a cierta edad!

Alegria De La Huerta dijo...

Mientras esté la familia ya se pueden soplar las velas. Me dan mucha pena esos abuelitos que miran a través de la ventana del geriátrico hacia el mundo exterior, ellos recluidos cumpliendo años y expulsados del mundo que trabajaron para crear.

Raúl Sánchez Quiles dijo...

Alegría de la huerta, tienes toda la razón... habría que recuperar el respeto por quienes nos dieron y posibilitaron la vida que disfrutamos ahora.

RICARDO BATICÓN dijo...

Doble felicidades... por cumplir años y por tu buena posición alcanzado en los premios 20 blogs. Un saludo.

mai dijo...

Un cumpleaños es un cumpleaños.
Te dejo este mensaje porque he llegado hasta aquí de rebote y no quería pasar sin dejar mi opinión. Me ha gustado tu entrada al blog.

Clip dijo...

me ha encantado, esa expresion de cumplidores de años profesionales.

Un abrazo y que lleguemos capaces de ponernos una tarta en la boca.

Un saludo !!

angelsauzal dijo...

Cumplir años en un geriátrico rodeado de figurantes que interpretan el papel de tu familia, debería llamarnos a la reflexión. Sobre todo si la banda sonora de esta película la pone la inigualable Sara Montiel cantando " El último cumplé".

La Morada dijo...

Excelente post! Tan tiernos los abuelitos! Toneladas de experiencia acumulan.