18 diciembre 2010

El explorador

Existió un explorador valiente, considerado y discreto que llegó antes que nadie a cien lugares desconocidos. No movió piedra, ni cortó planta, ni cazó criatura viviente. Tampoco explotó nativos ni nativas. Ni siquiera trazó sobre papel lo que vieron sus ojos. No quiso dejar prueba de sus hazañas ni pasar a la historia. Eligió el silencio. Y murió en la indigencia con una sonrisa en la boca.

5 comentarios:

Hiperbreves S.A. dijo...

En este mundo de egos revueltos, todavía deben quedar algunos modestos.

David Gangarossa dijo...

Y todo lo vívido lo llevó con él.

Qué bueno!

Caboclo dijo...

Y en el Más Allá, Stanley lo saludó con un apretón de manos y un simple "El Explorador, supongo". Livingston asistió al encuentro entre envidioso y preocupado.

SIL dijo...

Vale decir que en esta se me escapó la tortuga... y no soy Aquiles ?
:)

Besos

SIL

Baizabal dijo...

Eso da envidia Raúl, me ha gustado bastante.

Un abrazo