24 abril 2009

Niños no

No te gustan los niños, te parecen inmaduros, crueles, fantasiosos, ingenuos y egoístas. Sus juegos los consideras estúpidos; su forma de hablar, errónea, y sus caprichos, intolerables. Sinceramente no es que no te gusten, la verdad es que los odias. Sobre todo a los 25 mocosos de tu clase de Primaria. Tratas de disimularlo, pero crees que tu maestra ya se ha dado cuenta.

30 comentarios:

Anis Estrellado dijo...

Recién hoy visito tu blog. Te felicito. Tus cuentos son encantadores. Seguiré leyéndolos.

Martín dijo...

Buena historia de niños. Corta y con final sorpresa. Felicitaciones!

jose rasero b. dijo...

Me encanta perderme por aquí. Siempre paso un buen ratito. Estás invitado a mi nave. ¡Un saludo!

Stultifer dijo...

Nunca me han gustado los maestros.

Txispas dijo...

sorpresa al final como siempre ;)

Hiperbreves S.A. dijo...

Gracias, Anis, espero seguirte viendo por aquí.

Martín, tú siempre tan amable. Un saludo.

José, en cuanto tenga un ratito me subo a tu nave. No lo dudes.

Stultifer, a mí si me gustan, la verdad.

Txispas, eso intento, sorprenderlos un poquito.

Isabel de León dijo...

Yo como niña Chica nunca pensé que acabara como uno más...es lo que tiene descubrirse y descubrirlos diariamente...
Muy bueno.

Saluditos de la chica niña.

Citopensis dijo...

Los niños: seres siniestros que los asultos fuimos.

Y tal.

HYDRO dijo...

La verdad, es que siempre tiene que haber una oveja negra en el grupo,ejjeje.Ese llegará lejos.

Miguel dijo...

Pues os aseguro que hay veces en la que esto ocurre así.

Anuskirrum dijo...

Hoy he tenido una experiencia preciosa con una clase de niños de 6 años. Su mundo gira sobre una bendita locura donde nadie se reconoce.

Eres pura creatividad.
Un saludo

Anónimo dijo...

No recuerdo donde leí lo siguiente: "Papá ¿sabías que mi mejor amiga era mora?...pues yo no".
(Paco).

Billy MacGregor dijo...

Certero. Se llega al objetivo del texto deslizándose uno casi. La actitud-aptitup de ese niño le convierte en algo casi mítico y mostruoso. De verdad, muy aprovechado el espacio. El texto dota de vida aun ser anónimo se manera ezpeluznante. Me gustó mucho esta vez.

Chaleur humaine dijo...

Muy buena entrada, como siempre. Saludos!

Isabel dijo...

Un micro excelente y creo descubriré más cuando le robe al tiempo ratitos que me permitan pasar por aquí.

Un saludo

el marido de la portera dijo...

Como siempre, estupendo, pero el de hoy me ha gustado especialmente. Será por mi afición a los personajes oscuros.

Un saludo.

Fénix dijo...

¿Realmente describes a los niños? Porque yo veo un reflejo más allá. Por tu descripción, supongo que algunos no evolucionan y continuan siendo niños por siempre.

lalagoesfishing dijo...

Casi casi me recuerda a alguien xD

Caco dijo...

No calzar del todo genera sus inconvenientes. Calzar del todo genera una máquina. Complicado... buen relato =)

Saludos!

Maya dijo...

Muy bueno el final... Un abrazo!!

Kyo dijo...

Excelente relato, como siempre. Me admira tu capacidad para contar una historia llena de matices en apenas unas líneas.

Un saludo.

el Gato Negro dijo...

Un saludo

Desde hace unos meses, yo y otros dos amigos, estamos llevando a cabo un proyecto. Dicho proyecto consiste en la elaboración de una comunidad literaria independiente, un rincón en el que cualquiera pueda expresarse y de cualquier forma: relatos, poesía, etc. La idea de la que surgió y de la que aún se sigue sustentando, no es solo esa expresión, anteriormente mencionada, sino el mestizaje: que lo que yo escriba puede servirle a otro de aprendizaje o si más no, pueda aportarle alguna idea y viceversa. Por ello, les invito a todos aquellos que quieran participar en la redacción a que envíen un mail a lagacetademedianoche@gmail.com, citando el correo electrónico de la cuenta blogger, a la que deberá enviarse la invitación.

Atentamente,

El Gato Negro

sandrita dijo...

¡Hola! Hace tiempo que sigo tu blog, pero nunca había dejado un comentario. Me gustan mucho. Yo también escribo relatos hiperbreves, o lo intento :) Hasta otra.

Bandua dijo...

Muy bueno, como siempre. Estoy segura de que hay niños que piensan así de los otros niños, pero lo que creo, es peor, es cuando te dicen "yo de mayor era..."

Hiperbreves S.A. dijo...

Nadie es uno más para los suyos, razón tienes Chica.

Citopensis, hay niños siniestros, no te lo voy a negar.

Seguro, Hydro. Crecer es despertar.

Miguel, en verdad ocurre. Anuskirrum lo sabe.

Paco, la frase (muy buena) es de un anuncio de televisión (de un coche, creo).

Billy, mil gracias por tu análisis. Un lujazo.

Gracias Charleur, Isabel, Marido, Maya, Kyo...

Fénix, aportas una nueva puerta, otra vía para interpretar el texto.

Lala, ¿no te recordará a ti?

Caco, exacto, calzar, como dices, es complejo. El engranaje no tiene sitio para todas las piezas.

Gato, suerte con el proyecto.

Sandrita, gracias por pasarte por aquí y ánimo con tus microrrelatos.

Jejeje, Bandua, la frase da para un microrrelato. Seguro.

Ada dijo...

Ese niño es un niño prodigio, pero un niño infeliz. ¡Lástima!

PD. Me encanta tu blog. Me gusta leerte.

Hiperbreves S.A. dijo...

Gracias Ada, es todo un honor.

Monica dijo...

Este estuvo re-bueno,o sea siempre en líneas ascendente.
Pero la particularidad de ese odio que alguna vez hemos sentido-yo quise tener una varita mágica y desaparecerlos-esta pintado.
Es que a veces se ponían insoportables y me molestaban.
Justo a mí, que fuí una piba perfecta.
¡Si me volviese nena ahora, ya iban a ver!
Desde esta Argentina que extraña tus pasos por el sur y los pinos lloran tu ausencia.
Un gran saludo y admiración.
Mónica.

Olvidadizo dijo...

jajajaja formidable!!! me encanta!!!!

Naida dijo...

Me dio mucha risa este cuento. Me imaginé la cara del niño sentado en su pupitre con una nubecita gris sobre la cabeza detestando estar en clase.
Seguiré visitando tu blog, apenas hoy lo descubrí.