01 mayo 2009

H1N1

Sucio, sin apenas espacio para moverse, pasó su vida en un moderno campo de concentración. Sufrió aterrorizado el horror de la matanza sistemática de congéneres y, poco antes de que le llegara su hora, al fin pudo articular una febril venganza. Tras siglos de explotación, muerte y malos tratos, un minúsculo aliado puso la gran oportunidad al alcance de su pezuña hendida.

23 comentarios:

Isabel de León dijo...

Actual y cierto. Y como siempre te ha quedado un final genial.

Muy bueno.

Saludos de la chica.

Anis Estrellado dijo...

Ironía de la vida, la humana y la porcina.

Martín dijo...

Un relato con final inesperado y muy actual. Me gustó la teoría de la venganza. Un abrazo

mbrecillo dijo...

Hola, soy nuevo en blogspot.Te propongo un trato: yo leo tus entradas y tu lees las mías para dejarnos ambos un comentario.

Si aceptas te lo agradecería porque estoy estudiando creación literaria y necesito recibir críticas de mi material.

gracias y suerte en todo.

Hiperbreves S.A. dijo...

Gracias por el piropo, Isabel.

Anís, así es, la vida nos da sorpresas, sorpresas nos da la vida.

Un saludo Martín y muchas gracias por estar siempre ahí. Me alegro de que te haya gustado.

Mbrecillo, gracias por pasarte por aquí y por tu propuesta. No puedo prometerte nada porque suelo estar muy liado entre el trabajo y mis visitas a muchos blogs, pero en cuanto tenga un rato me paso por tu bitácora y te dejo algún comentario. Ánimo y a seguir escribiendo. La verdad es que muchas veces no encuentro el tiempo necesario para seguir los blogs de toda la gente que visita Hiperbreves S.A., pero siempre lo intento.

Anuskirrum dijo...

Ahora es él es que nos manda su contestación. Dura paradoja y tremenda.

Estremecedor

Un beso

Kyo dijo...

Muy cierto.

Por mucho que suene tremendista, es cuestión de tiempo que la naturaleza nos haga pagar los desmanes. La pena es que, como en todo, pagarán antes los justos que los pecadores.

Un saludo.

HYDRO dijo...

Cómo siempre...esperando tus posts, son geniales un abrazo.

HYDRO dijo...

Por cierto...tienes razón en lo de que te falta tiempo para las visitas,echo de menos la tuya por el mío, ejjeje.Saludos.

Citopensis dijo...

No es un virus.

Es una noticia.

Eso es lo que da miedo.

Hiperbreves S.A. dijo...

Los golpes van y vienen, ¿no es así Anuskirrum? Kyo lo tiene claro.

Hydro, entono el mea culpa y ya me he pasado por tu blog, donde me he encontrado con una grata sorpresa. Lindo homenaje el que te has marcado.

Citopensis, es un virus, es una noticia, pero, lo que verdaderamente me da miedo es que sea un negocio, como ya denuncian algunos.

Dina dijo...

Ya sabía yo que el comienzo del
N1H1 sería un buen breve. Exactamente, éste.

A ver qué pasa ahora.

Un saludo!

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con KYO.

Caco dijo...

Si creyera en la justicia divina o el karma no sentiría compasión por el ser humano.

Saludos!

Ada dijo...

Simplemente genial!

elabrazodelangel dijo...

Hola, soy Rosa, acabo de visitar tu blog y me encanta la forma de expresar que tienes.
Breve y tan real,no se podrian decir más verdades con tan pocas palabras.
CLAVADO
Te voy a seguir la pista, si no te importa, creo en tu talento y me encantaria que te pasaras por mi blog
y me echases una mano con tus comentarios. Un saludo.

Anónimo dijo...

OJALA ESA VENGANZA NO TE LLEGUE A VOS, PUES EL MUNDO SEGUIRA IGUAL SIN VOS.

Hiperbreves S.A. dijo...

Dina, ojalá la pandemia se quede en un terrible susto como el de la gripe aviar.

Caco, no debemios perder la capcidad de sentir compasión.

Gracias, Ada, un saludo y espero seguir viéndote por aquí.

Rosa, gracias por tus bonitas palabras y por dedicarle tu tiempo a este blog. En cuanto tengo un ratito me paso por el tuyo. Un saludo.

Anónimo, evidentemente el mundo no me echaría de menos, todo seguiría igual lejos de mi pequeño círculo vital. De todas maneras, me parece que el microrrelato te ha ofendido, quizá porque crees que no respeta la dimensión de la tragedia que se vive en países como Mexico. Si es así, lo siento, pero la verdad es que esto es sólo literatura, un cuentito que no pretende ir más allá. Y que por supuesto no pretende minimizar la tragedia que viven muchas personas.

Expresiones dijo...

Genial, buena paradoja del mundo que estamos haciendo. Realidad y ficción hilado con tu sensiblidad hacen de este breve texto el augurio de un futuro incierto.

Stultifer dijo...

H1N1 - No deberíamos cambiar los nombres.

Hiperbreves S.A. dijo...

Gracias, Expresiones.

Stultifer, definitivamente no tengo ni idea si es N1H1 o H1N1, pero probablemente tengas razón porque del N1H1 hay 344.000 entradas en google, y del H1N1 hay 357.000.000. La mayoría siempre tiene la razón. Lo corrijo enseguida.

F. J. Zamora dijo...

Sublime,lo breve y bueno dos veces bueno.
genial

Sil dijo...

No sé cómo caí aquí....
Entre sin golpear...
Di vueltas por todo el blog sin dejar rastros...y
ME ENCANTÓ !!!

BESOS HIPERBREVES.