04 diciembre 2009

2209

Bisa, no empecemos otra vez. Que la historia de lo mal que está ahora el mundo me la ha repetido mil veces. Ya sé que es una pena lo que queda. Ya sé que antes todo estaba mejor. Ya sé que había playas en la costa y bosques en las montañas, pero esta sí que es buena, bisa, ¿cómo que la nieve era blanca?

17 comentarios:

Romina E. dijo...

GENIAL!!! Excelente ocurrencia, lastima q sea tan triste y en algun punto tan real.
Beso gRande

Esteban Dublín dijo...

Ante la recurrencia de los efectos del calentamiento global, este cuento resulta paradójicamente bastante fresco.

Muy bien, Raúl.

médico del alma dijo...

Al paso que vamos, lo que narras podría suceder antes del 2,209.

Por cierto, te has hecho acreedor a un RECONOCIMIENTO blogueril. Detalles en mi blog.

Saludos

Isabel de León dijo...

Muy bueno...aunque realmente triste si lo pensamos...una imagen a lo Mccarthy...

Saludos de la chica.

Anónimo dijo...

excelente como siempre pero me "apachurro" porque podria ser tristemente cierto.

abrazos desde Bogota. M

SIL dijo...

Tan cierto... tan terrible.
La pregunta del final es el cierre perfecto.
Pero no creo que lleguemos tan lejos Raúl...
Igual...qué más da años menos años más, si de cualquier manera llegaremos.
Tu relato amerita una continuación, de tintes más trágicos aún, por cierto.

Brillante, como siempre.
Un beso grande.

DANIEL SÁNCHEZ BONET dijo...

buena culminación del microrrelato y sobre todo buena elección de la nieve como el elemento que más sensación de contaminación da, al ser blanca. Obviamente, también idóneo el tiempo en el lo hs escrito, el tiempo de las navidades y de los muñecos de nieve.

Hiperbreves S.A. dijo...

Romina, Esteban, M. la verdad es que el futuro del planeta se presenta negro y, aunque sea con pequeñas cosas, entre todos podemos intentar que cambie de color.

Médico, ojalá no tengas razón, pero 200 años se pasan volando... Gracias por ese reconocimiento. Enseguida me paso.

Isabel, aún no he leído La Carretera, pero imagino que irán por ahí los tiros, ¿verdad? Es muy buen escritor.

Sil, eso es cierto. Este microrrelato tiene continuidad y, si no nos lo tomamos en serio, una continuidad trágica.

Gracias, Daniel. La verdad es que me planteé escribir un microrrelato navideño y esto fue lo que surgió: un microrrelato ecologista-navideño de fomento de las relaciones intergeneracionales. Jeje.

A todos, gracias por leerme.

Anónimo dijo...

De relaciones intergeneracionales...
Recuerdo oirle decir a mi madre ¡Qué blanca, pero qué negra es la nieve!. Ella, del norte de Palencia, recordaba las enormes nevadas en las que el aislamiento y la incomunicación formaban parte añadida de las penurias diarias.
Ya ves, todo depende del punto en que te sitúes.
Me ha gustado tu micro. Un saludo. R. Castillo.

Filoabpuerto dijo...

Ajá, es decir que en 2209 el mundo sigue existiendo? Es una buena noticia. No podemos olvidar que gran parte de lo que pase en el futuro está en lo que hagamos ahora.

¡Seamos optimo-activistas que en los tiempos que corren quizá sea la mejor opción !

Saluditos
Merce

Hiperbreves S.A. dijo...

Me alegro de que este micro te haya recordado los viejos tiempos, R. Castillo, y añades un punto interesante: la naturaleza puede ser bella, pero también cruel con el que la sufre.

Merce, tienes razón: todo lo que hacemos hoy tendrá repercusiones mañana. También soy de los que cree que aún hay tiempo, así que manos a la obra.

Pedro Jose Madrigal Reyes dijo...

¿Cómo que esto era antes un olivar y ahora es un museo con un olivo en el medio? Un saludo.

Hiperbreves S.A. dijo...

Muy bueno, Pedro.Cómo nos gusta destruir...

Pablo de la Rúa dijo...

Me ha gustado. Un micro muy oportuno. Saludos.

A.L.Zarapico(hydro) dijo...

Hasta donde podemos llegar a sorprendernos, de como eran las cosas que ya no son.Un saludo.

Hiperbreves S.A. dijo...

Gracias, Pablo.

Hydro, qué pena pensar en algunas cosas que ya no son.

Domina dijo...

Y pensar que la vida en la tierra surgiò a raìz del calentamiento global.