18 diciembre 2009

Literato nato

Me esforcé desde el primer día. Leí y escribí hasta desfallecer. Deseché, pulí y perfeccioné cada frase, cada párrafo, cada relato. Me convertí en un orfebre de la palabra, en un tallador de cuentos, en un miniaturista de la gran literatura. A pesar de mi innegable vocación y mi denodado sacrificio, nunca mis libros han cosechado ni premios ni el elogio de la crítica. Jamás me han reseñado en los lugares importantes ni me han abierto las puertas de los clubes de escritores. Aún me miran por debajo del sobaco, me ignoran y me desconocen. Frustrado, he barajado el suicidio y el asesinato múltiple; pero al final he optado, no sin dudarlo, por la paciencia. Dentro de tres meses cumplo diecisiete años y me paso a la novela.

20 comentarios:

Alejandro Ramírez Giraldo dijo...

Great!

Caminante dijo...

AUTOBOMBO 2:
* diciembre 18, 2009. Pico Almanzor (2592m) J.O. Gredos: 1/5/2005
(Texto confeccionado -por mí- en su día y recuperado ahora. Las fotos son de Félix, Javier y Josele. Si las clicais... crecen. PAQUITA)

Son las siete cuando comenzamos a andar, vamos bien de tiempo. Los principios cuestan, al menos (...)

Porque no quiero que se te/os pase desapercibida mi crónica ... a mí me gusta. PAQUITA

SIL dijo...

Me sucede, Raúl, que leo con cierta ansiedad ilógica tus textos, con impaciencia por llegar a la última frase, donde sé que encontraré lo que busco.
El giro perfecto.
El remate brillante, que termina en gol (si se me permite la analogía futbolística.)

Un abrazo.
Te admiro mucho -ésto ya lo sabés-


SIL

DANIEL SÁNCHEZ BONET dijo...

Lo leí esta mañana en el diario EL Dia de Tenerife tomando el café. Fue lo mejor que encontré en el periódico, jejeje.

Enhorabuena por el texto, aunque la idea me sonaba de haber leído antes algo similar, aunque, si es cierto, que no también acabado.

Isabel de León dijo...

Ay!pobre chico impaciente y desmedido...
muy bueno.

Saludos de la chica.

Hiperbreves S.A. dijo...

Thank you, Alejandro.

No pare de caminar, Caminante.

Sil, no sé si eso es bueno o malo. En todo caso trataré de sorprenderte en el futuro. A ver si lo logro. Muchas gracias por los halagos. Es un honor.

Gracias también a Daniel por la parte que me toca. Es cierto que no es la primera vez que escribo sobre el ansia de escribir, sobre la obsesión por el éxito literario y las prisas por dominar algo que es, probablemente, tarea de toda una vida. Ahora mismo te podría recomendar la relectura de "El principio" o "La nobela del siglo" (sí, con B). Son variantes de esta misma obsesión.

Pedro Jose Madrigal Reyes dijo...

Pero tienes el reconocimiento del lector…

Fernando Valls dijo...

Dame un correo privado y te explico el popr qué de la dureza.

Esteban Dublín dijo...

Qué bueno, Raúl. El final fue un cachetadón. Está muy bien armado. Sin trampas, con escalpelo.

Javier R. dijo...

Coincido con SIL. Excelente cierre del texto. Bonita esa juventud impetuosa, soberbia, altanera, decidida, casi estridente... me vino a la mente Rimbaud.

A.L.Zarapico(hydro) dijo...

paciencia es lo que siempre queremos-Saludos.

Jesus dijo...

Hola, Raul,

Suelo seguir tu blog, y disfruto viendo con qué nos sorprendes cada semana. Algunos de tus micros me han parecido magníficos y te he dejado algún comentario. Este, sin embargo, creo que es algo flojillo. El giro final de que la edad del narrador no sea la esperada creo que está algo visto. En este caso creo que además es algo forzado. En fin, es sólo mi opinión y voy a seguir leyéndote con mucho interés.

Hiperbreves S.A. dijo...

Gracias Pedro.

Fernando, ya te escribí un e-mail.

Esteban, mil gracias... sobre todo por lo del escalpelo. Linda idea, linda palabra.

Has dado en el clavo, Javier, este microrrelato habla sobre todo de la juventud impetuosa y atrevida. Y como apunta Hydro, también de la paciencia.

Jesús, te agradezco la crítica y la sinceridad. Siempre digo más o menos lo mismo: el problema de esta entrega literaria semanal es que no puede fallar y uno no siempre encuentra el mejor nivel ni la mejor historia. En este caso no quedé insatisfecho y me gusta bastante el microrrelato. Otras semanas sí considero que no he logrado una obra tan redonda. Hoy no coincide con tu gusto literario y lo respeto. Es más, tomo nota y reviso para buscar la razón. Sigo siendo un aprendiz de microrrelatista. Un escritorcillo más. Y soy consciente.

Un abrazo a todos y muchas gracias por estar ahí.

Citopensis dijo...

¿La novela como método de suicidio?

Y tal.

Filoabpuerto dijo...

Dile que nos dé la "fórmula" de esa vocación por las letras y la imaginativa que, ¡hay qué ver lo que cuesta sacarles a compañeros de su edad un textito que sea algo más extenso que un sms!.

Al del relato, yo le diría que busque su propia aprobación, la externa, ya sabemos, fluctúa como las modas, los intereses...

Un abrazo, Raúl!

Merce

Domina dijo...

Escribes y emocionas. Ese literato nato bien podrìa tener mi edad.

grasi7te dijo...

Feliz navidad Raúl ........... oye esos dedos tuyos hacen temblar las letras de esas teclas ........ sigue, sigue que lo haces muy bien.

Un abrazo a la distancia.

narbona dijo...

AUNQUE EL VIENTO SOPLE EN CONTRA,
LA PODEROSA OBRA CONTINUA.
Y TU PUEDES APORTAR UNA ESTROFA ...

NO DEJES NUNCA DE SOÑAR,
PORQUE SOLO EN SUEÑOS
PUEDE SER LIBRE EL HOMBRE.

NO CAIGAS EN EL PEOR ERROR, EL SILENCIO.
LA MAYORIA VIVE EN UN SILENCIO ESPANTOSO.


WALT WITMAN

Caminante dijo...

PURA VOCACIÓN... A SU "TIERNA" EDAD

Hiperbreves S.A. dijo...

Un abrazo a todos. Y gracias por estar siempre por ahí. Recordándome que no estoy solo en esta galaxia terrenal.