24 abril 2010

Yo

Frente al espejo tajo y repaso mi vida con precisión. No puedo evitar una maraña de recuerdos visuales. Tampoco la relectura apresurada del libro de mi viaje sin estrellas, entre suspiros, risas, entusiasmo y demasiada hojarasca. Casi siempre escabroso y testarudo; a ratos puro guateque gracias a un existir novelero y simple, pero en el fondo blanco, lleno de fantasía y nobleza. A ratos feliz, como cuando me sentía por encima de la pericosa sobre una lava del Taoro. Como cuando alguien me ataba los cordones, me pasaba la pelota o me daba una sincera enhorabuena. Feliz, como cuando vestido con aquel pantalón rojo de jugador de fútbol, me enseñaste a montar en bicicleta. Como cuando buscaba sirenas a los pies de los acantilados. Como cuando recuperaba entre los dientes aperitivos con sabor a pistacho. ¿Feliz? Es un difícil arte la vida, pero también la muerte. Por eso, ante la visión del magma rojo derramándose por la ladera del lavabo, imagino un volcán, veo entrar el sol por la ventana y decido retroceder. Aún es posible la felicidad.


PD: Este microrrelato se ha elaborado con las 39 palabras aportadas por 39 de los asistentes a la charla coloquio "Hiperbreves SA: Una aproximación al microrrelato", que se celebró el día 23 de abril de 2010 en la sala Aperitivos Visuales, en La Orotava (Tenerife, España).

11 comentarios:

Hiperbreves S.A. dijo...

Un saludo a todos. Este microrrelato, como indico en la postdata, ha sido escrito a raíz de las 39 palabras propuestas por 39 de los asistentes a la charla coloquio sobre el microrrelato y el proyecto Hiperbreves SA, que se celebró el viernes 23 de abril de 2010 en la sala Aperitivos Visuales, en La Orotava (Tenerife).

Desde aquí, quería a agredecer a todos los participantes su asistencia y colaboración, así como el apoyo de personas que como Juan Raya, José Miguel Salamanca o Carlos Cruz han hecho posible esta grata experiencia en Aperitivos Visuales. Sin olvidar a Matías y Dayana, que son los grandes culpables de que este espacio de arte y cultura siga contribuyendo a sabotear el montaje que es este mundo a veces tan plano.

A continuación les reproduzco el texto con las palabras clave aportadas por el público marcadas entre paréntesis:

(Yo)
Frente al (espejo) tajo y repaso mi (vida) con (precisión). No puedo evitar una maraña de recuerdos (visuales). Tampoco la relectura apresurada del (libro) de mi (viaje) sin (estrellas), entre (suspiros), (risas), (entusiasmo) y demasiada (hojarasca). Casi siempre (escabroso) y (testarudo); a ratos puro (guateque) (gracias) a un existir (novelero) y (simple), pero en el fondo (blanco), lleno de (fantasía) y (nobleza). A ratos feliz, como cuando me sentía por encima de la (pericosa) sobre una lava del (Taoro). Como cuando alguien me ataba los (cordones), me pasaba la (pelota) o me daba una sincera (enhorabuena). Feliz, como cuando vestido con aquel (pantalón rojo) de (jugador) de fútbol, me enseñaste a montar en (bicicleta); como cuando buscaba (sirenas) a los pies de los (acantilados); como cuando recuperaba entre los dientes (aperitivos) con sabor a (pistacho). ¿Feliz? Es un difícil (arte) la (vida), pero también la muerte. Por eso, ante la (visión) del magma rojo derramándose por la ladera del lavabo, imagino un (volcán), veo entrar el (sol) por la ventana y decido (retroceder). Aún es posible la (felicidad).


Espero que les haya gustado, aunque este tipo de ejercicios siempre entrañan cierta dificultad y no son muy compatibles con la necesaria concisión y poda de palabras.

Hay dos palabras que igual entrañan cierta dificultad a los lectores:

1) Pericosa: me comenta Montse Ramos que significa "la cosa más alta".
2) Taoro: es un nombre de origen guanche, si no me equivoco, que en mi texto hace referencia a una zona del Puerto de la Cruz donde se conservan coladas volcánicas.

Un abrazo a todos.

Hiperbreves S.A. dijo...

Esta es la lista completa de palabras, ordenadas según su aparición:

1) Yo
2) Espejo
3) Vida
4) Precisión
5) Visuales
6) Libro
7) Viaje
8) Estrellas
9) Suspiros
10) Risas
11) Entusiasmo
12) Hojarasca
13) Escabroso
14) Testarudo
15) Guateque
16) Gracias
17) Novelero
18) Simple
19) Blanco
20) Fantasía
21) Nobleza
22) Pericosa
23) Taoro
24) Cordones
25) Pelota
26) Enhorabuena
27) Pantalón rojo(son dos en una)
28) Jugador
29) Bicicleta
30) Sirenas
31) Acantilados
32) Aperitivos
33) Pistacho
34) Arte
35) Visión
36) Volcán
37) Sol
38) Retroceder
39) Felicidad.

azul dijo...

Muy bueno. Me ha gustado el microrrelato y su génesis. Un abrazo azul.

SIL dijo...

Siento una atraccion inmensa por estos juegos (yo le llamo juegos) literarios.
El resultado de éste ha sido una bella prosa lírica.
Beso enorme.

SIL

Hiperbreves S.A. dijo...

Gracias, Azul.

En efecto, Sil, son juegos que no siempre acaban bien. En este caso me quedé satisfecho... eso sí, me pasé más de dos horas bailando con 39 palabras.

Gin Hindew 1.1.0 dijo...

ya decia yo que no concordaba tanto con tu estilo habitual (me suscribi hace unos dias y me puso a leer microcuentos de corrido, tienes buana mano para esto) pero lo has sabido lograr muy bien

Astilla dijo...

Me gusta. Espero que el "magma rojo...",sea sólo un giro para poder poner volcán.
Sinceramente

DANIEL SÁNCHEZ BONET dijo...

Bueno, ya veo que al final organizasteis algo, que pena que ya no estuviera en Tenerife.

Un saludo y enhorabuena por el proyecto, veo que salió muy bien.

Hiperbreves S.A. dijo...

Gin, muchas gracias y espero volver a verte por aquí. Este ejercicio me ha obligado a sacrificar un poco la brevedad.

Daniel, ha sido una pena que no estuvieras por aquí. Estuvo interesante y el publico participo.

Astilla, la sangre no es solo la justificación de volcán.

Un saludo a todos.

Pedro dijo...

Es impresionante los sentimientos que pueden producir las palabras en algunos de nosotros.

He estado cerca de ese volván, aunque no era yo precisamente el que se asomba a ese abismo. Sin embargo sí se lo importante que resulta practicar el arte de la felicidad.

Espero que los escalofríos que me ha producido tu microrelato sean suficientes para felicitarte.

Hiperbreves S.A. dijo...

Esos escalofríos, Pedro, son la mejor felicitación posible.

Muchas gracias.