13 marzo 2009

Negocios

Confíe en mí. Usted sólo tendrá que aportar una respetable cantidad de dinero y en el plazo de unos meses podrá multiplicar por cinco sus ganancias. Todo limpio, todo legal, todo con luz y taquígrafos. No se preocupe de nada, usted limítese a hacer la transferencia y a esperar sentado. Éste es un negocio seguro. ¿Pero por qué me mira así? No sea prejuicioso, sólo son dos cuernos y yo no le he dicho nada a usted de sus alas.

18 comentarios:

centrifugado dijo...

como decía una canción: "tú vende tu alma y yo te hago de diablo"

:)

Anuskirrum dijo...

Al de los cuernos le gusta provocar constantemente, aprovechando las debilidades del ser humano. En muchos casos hace el "negocio" en otros, menos mal, se le abrasan los cuernos esperando.

Un saludo, muchas gracias.

el marido de la portera dijo...

A mí me propuso un negocio de ese tipo uno con unas alas y tampoco me fié.

Un saludo.

Sero dijo...

jejeje me encanta

Stultifer dijo...

Vivan los negocios piramidales. El mejor ejemplo está en Egipto.

Txispas dijo...

la vida misma, jajjajaa

HYDRO dijo...

Sí lo de siempre duros a cuatro pesetas, y lo peor es que seguimos cayendo.jajaja

Hiperbreves S.A. dijo...

Centrifugado, ¿qué canción es?

Anuskirrum, ¡ay nuestras debilidades! Especialmente las económicas. ¿El dinero no será el diablo?

Marido, Hydro, duros a cuatro pesetas ni los hay, ni los hubo. Stultifer, ahí siguen las pirámides, desde hace siglos, y la gente todavía sin enterarse.

Gracias, Sero y Txispas. Un saludo y un abrazo a todos.

*lala.goes.fishing* dijo...

Lo mejor, la última frase :)

Carlos dijo...

A algunos no se le ven los cuernos y a otros no se les ven las alas, algunos parece q tuvieran alas pero en realidad son cuernos!!

Hay q tener cuidado

Hiperbreves S.A. dijo...

Gracias, Lala, de eso se trata... de sorprender un poco al final.

Carlos, tienes toda la razón y de eso también va este microrrelato.

Doctor dijo...

Nunca llueve a gusto de todos, ni eternamente: hay una crítica... sorprendente... :):)

Doc,
Crítico.

Hiperbreves S.A. dijo...

Gracias Doctor, las críticas siempre son saludables.

Fénix dijo...

Quien da duros a cuatro pesetas... no hablemos ni de alas ni de cuernos, sino de vendas.

MTLG dijo...

Mucho diablo suelto... y poco ángel

Hiperbreves S.A. dijo...

Fénix, cuidado con las vendas que regala la avaricia.

MTLG, mira como lo sabes...

Esteban Dublín dijo...

Raúl, me ha encantado el cuento. Tal vez la ilustración me ha quitado la sorpresa del final. Una lástima porque el relato está exquisito.

Hiperbreves S.A. dijo...

Esteban, ya veo que eres bastante perspicaz y te fijas mucho en la ilustración. La verdad es que trato de que la ilustración complemente, aunque sin llegar a chafar la sorpresa. Tomo nota, trataré de ser más críptico.