05 febrero 2010

Esternocleidomastoideo

No conocía tu nombre, ni siquiera te ubicaba en este mundo. Ahora estoy seguro de que no te voy a olvidar jamás. Ni a ti, ni a la imagen de aquella hoja de cuchillo. En cuanto la vi volar hacia mi cuerpo, pensé que iba a morir. El tajo fue profundo, como el dolor, y la sangre manó sin descanso. Así es la muerte, imaginé mientras me agarraba el cuello y me aferraba a la vida. A milímetros de la arteria carótida. A milímetros del final. A ti te seccionó casi al completo, pero me salvaste. Qué oportuno descubrimiento anatómico. Bendito músculo esternocleidomastoideo.

15 comentarios:

Citopensis dijo...

El vientre del esternocleidomastoideo es un buen refugio para la sangre.

Y para la vida.

no comments dijo...

Genial manera de escribir maestro, y menos mal que el esternocleidomastoideo existe para salvarnos ¿no?
Yo ya estoy buscando el mío por si acaso, jeje

Un saludo indio

el marido de la portera dijo...

¡Maldito músculo que dificulta nuestro trabajo de degollar! ¡Como si fuera fácil con tanto hueso y tanto cartílago ahora esto también! En fin, afilaremos mejor nuestros cuchillos.

Un saludo.

Hiperbreves S.A. dijo...

Citopensis, ya me imaginaba que el médico iba a ser de los primeros en comentar... jejeje. Por si acaso anoche le pedí consejo y el visto bueno científico a otro buen amigo médico y literato.

Gracias por el piropo, No Comments, la verdad es que yo también lo descubrí hace sólo unas horas y me parece un bendito descubrimiento.

Jeje, Marido, tú siempre tan sanguinario. Un abrazo.

SIL dijo...

Que me tuve que ir la wiki...

Ahora ya sé que es.
Y ya sé para que sirve!


Y si un día quiero asesinarlo, me acordaré de este post, para no cometer errores...
:)

Genial , Raúl.
Un beso enorme.

Hiperbreves S.A. dijo...

Sil, ¡me encanta que los lectores se tengan que ir a la wiki, el diccionario o Google! La verdad es que yo también acudo a muchas de esa fuentes para documentarme y escribir los microrrelatos. Creo que una de las funciones de la literatura es también enseñar algunas cosas y enriquecer al lector con nuevos conocimientos. Quizá a ti te ocurriera como a mí, que conocía la palabra esternocleidomastoideo pero no su significado exacto. de ahí surgió este relatito.

Un abrazo.

Isabel González dijo...

Bueno, yo lo encontré algo flojo el micro, se previsualiza demasiado pronto el mensaje, lo anuncian el título y la imagen. La idea es original y avanza bien, pero sin demaiada sorpresa si conoces elmuúsculo, claro.

Un saludo,

Isabel

Martín dijo...

Absolutamente original! y muy bien escrito. Felicitaciones!

Víctor dijo...

El relato me convence, aunque hay dos cosas que creo que fallan, o por lo menos, que desinflan el relato: el título (le quita suspense y sorpresividad al final) y la imagen (ídem). Por lo demás: bueno. Ah, y con ese nombre, el músculo creo que es capaz incluso de detener las balas.

Saludos.

Hiperbreves S.A. dijo...

Isabel, Víctor... tuve dudas acerca del título, pero me gustaba la idea de jugar con una palabra tan larga como título de un microrrelato, aún a riesgo de contar más de la cuenta a algunos lectores (los de ciencias puras, probablemente). Fui consciente de ese riesgo. Respecto a la imagen, me pasó un poco igual. Sé que es una pista bastante evidente, pero me gustaba tanto...

Probablemente si lo hubiera titulado "Descubrimiento" y hubiera colocado la imagen de un cuchillo ensangrentado, la sorpresa sería mucho mayor. Pero todo empezó con una idea: un relato titulado Esternocleidomastoideo... y no quise traicionarme.

Gracias, Martín. Un abrazo.

Microrrelatos dijo...

Yo es que con la sangre me mareo.
Saludos.

Isabel de León dijo...

Pues si!!!menos mal q existe...salvado por el '03ui'2ujrhPIJRF+`soaj f`...ayyyyy m voy a la wiki tb!!!jajajjaja...
Muy bueno, jeje ;)

Saludos de la chica.

Hiperbreves S.A. dijo...

Siempre me ha impresionado esa capacidad de la sangre para ir robando el sentido de tantas personas, Microrrelatos.

Corre, corre, Isabel, esto aparte de literatura es Introduciión a la Anatomía Básica... jejeje.

manuespada dijo...

Siempre me ha gustado el nombre de ese músculo, desde pequeño, será porque jugábamos a pronunciarlo. Un placer leerte, Raúl, como siempre.

Hiperbreves S.A. dijo...

Un saludo, Manu.