26 febrero 2010

El personaje

El personaje de microrrelatos tiene una vida perra. A veces guapo, pero casi siempre feo y contrahecho. Más pobre que rico. Conoce bien el desamor, la violencia, la maldad, el engaño, el desempleo, la guerra, la cárcel, el hambre, la enfermedad y la sed. Ha recorrido mil lugares que no conoce. Ama demasiado, pero funda pocas familias y menos amistades duraderas. Dice que tiene escasa continuidad vital y repite: qué difícil es existir sin edad. Quizá por eso se suicida tanto y tantas veces se deja asesinar. Sin suerte. Hastiado del cielo y del infierno, hoy, definitivamente, me lo ha pedido: eugenesia o eutanasia.

25 comentarios:

Hiperbreves S.A. dijo...

Hoy voy a ser bueno y voy a ahorrar algunas investigaciones virtuales:

La eugenesia es, según la Real Academia Española, la aplicación de las leyes biológicas de la herencia al perfeccionamiento de la especie humana. En este caso, el término evoca el intervencionismo en el proceso de creación de un ser literario para que consiga la perfección.

De la eutanasia mejor no hablamos...

centrifugado dijo...

Me quedo con una buena siesta...siempre se ve todo más relajado al despertar, ¿no?

(Cuánto tiempo sin comentarte...y eso que los leo todos por el reader...beso gordo)

Isabel González dijo...

Los actores siempre expresan que es mucho más difícil representar comedias que dramas. La empatía del espectador o de los lectores se agudiza más e lo negativo que en lo positivo. No sé si serà así, es como si fuera menos novelable, menos literaria la felicidad, o quizá como´decías ciencia- ficción.
Espara mi un reto permanente el de positivzar mis relatos. Es difícil.
Y note quiero decir nda co la poesía que nada máempezar a rimar te atrapa una musa meláncolica y triste. Pero yo sigo en ello. Te dejo un poema divertido, autobiográfico y optimista dedicado auna amiga y su particular argot mañanero.

"Me llamé amiga tuya por mi cuenta....

Tengo una amiga,
tengo más...
pero ésta, es ,"por supueeeesto", la más lista
la que lo sabe todo.com
la que se"pilla" el coche todas las mañanas,
y que con una simpatía "que te cagas"
se cambia de carril ronda "pa lante"
con una valentía a veces temeraria.
M´ estressas Marissa!
Confesora diaria matinal de 10 minutos,
escuchadora atenta nata,
de mí, a quien transporta resignada.
¡Cómo nos reímos de todo y de nosotras!
"En verdad le digo" que , ahora,
y en Madrid y en Barcelona,
tengo 15 quilos menos de mi  amiga,
y una tonelada más de su persona."

SIL dijo...

Mejor no hablamos, pero a ojos vista, es una solucíón de resultado más comprobado la última opción.

Pero si el protagonista menciona la eugenesia en primer término, tendrá más fe que la suscripta, seguramente.

El hiperbreve de hoy ee magnífico.
Gracias por ser bueno, y allanarnos camino... ;)

Un beso Raúl.

SIL

SIL dijo...

Léase correctamente: es
Gracias...

Fernando Remitente. dijo...

Lo peor para él es que seguro que vuelven a hacerlo nacer. Los autores de microrrelatos juegan a ser dioses mínimos.

Saludos.

Víctor dijo...

Lo has relacionado muy bien con el anterior cuento, Raúl. De todos modos, prefiero la eutanasia. Las alegrías no me dan buenos resultados en la ficción.

Un saludo.

Isabel Martínez dijo...

Jajaja. Pues me he reído con tus letras. Debo andar algo pasada de rosca, pero es que me gustan los personajes respondones y hasta los exigentes.

DANIEL SÁNCHEZ BONET dijo...

una fiel reproducción de su existencia breve y complicada. El personaje de microrrelatos tanto nace como muere. Es una vida dífícil la suya.

Gran reflexión condensada en un microrrelato y magistralmente cerrada. Este personaje, de momento, salió a la luz, que ya es bastante.

8.5

Hiperbreves S.A. dijo...

Otro abrazo para ti, centrifugado. Y buena siesta... ¡qué envidia me das!

Isabel, admiro tu búsqueda del lado positivo de las cosas. A mí también me gusta encontrarlo, pero, no sé por qué, me asaltan más tragedias que comedias... ¿será porque muchos microrrelatistas huímos en exceso del posible chiste?

Sil, no sé lo que pensará, pero no creo que nada sea la solución a su desdichada existencia... Precisamente por lo que aporta Fernando, somos algo así como dioses mínimos y poco misericordiosos.

Víctor, casi sin querer siguió la línea que trazó el anterior... Es cierto. A veces me ocurre eso de que los temas vuelven, quizá porque no han sido superados del todo.

Isabel, me alegro de que te haya gustado. A mí también me fascina ese diálogo crispado entre el personaje y su creador.

Gracias, Daniel. Este es uno de esos microrrelatos que llegan especialmente a los cultivadores del género.

Un gran abrazo a todos. Y para los que vivan en España, cuidado con la ciclogénesis explosiva.

Martín dijo...

Es difícil la vida del protagonista. Por eso elegí ser autor. Buen relato. Un abrazo

Noesperesnada dijo...

Buena data para tener en cuenta a la hora de armar un personaje.

Citopensis dijo...

Dios mínimo haciendo eugenesia máxima.

No está mal.

Hiperbreves S.A. dijo...

Martín, también creo que es mejor escribir el guión a representarlo.

Noesperesnada, hay que pensar un poco en esas criaturas literarias que también sienten y padecen.

Citopensis, a eso jugamos a ser pequeños dioses crueles o misericordiosos...

El Tonto de la Colina dijo...

Me parece buena la decisión del protagonista, de exigir un final de una vez por todas, y así librarse de segundas partes que prolonguen innecesariamente su sufrimiento. O aún peor, convertirse en una saga, ahora que están tan de moda, en busca del éxito fácil del escritor...

A.L.Zarapico(hydro) dijo...

Pero mira que "somos" malos mareando a los personajes.Un saludo

Isabel de León dijo...

Depende del personaje...y sobretodo del autor!!!;), pero sea como sea siempre pensando en mejorar...
Bonita reflexión de la creación...

Saludos de la chica.

Baizabal dijo...

Qué tal, he leído varios de tus minificciones, inlcuidas las de minificciones.com.ar; me parecen bastante buenas, te felicito. Espero que te puedas dar una vuelta por mi blog bajoluzpropia.blogspot.com y me des tu opinión sobre mis minificciones, ciao.

Isabel dijo...

Pero yo diría que también se sabe envidiado, porque se queda más tiempo que otros en las mentes de los lectores.

Hiperbreves S.A. dijo...

Isabel, ¿tú crees que la pena vale el recuerdo?

Gracias por venir Baizabal, ya me doy una vuelta por tu blog. Un saludo.

La Chica, de eso se trata, de pararnos a pensar un poco en qué hacemos con nuestros pobres personajes... Hydro tiene claro que somos malos malísimos con ellos.

Tonto de la Colina, ¿te imaginas una trilogía de microrrelatos? Pues no es mala idea. Me la apunto.

Isabel dijo...

Vaya pregunta, hiperbreve, haces honor a tu alias.
Yo lo que pienso es que no vale quedarse en el recuerdo de la pena porque el personaje hastiado te puede pedir: o me perfeccionas o me matas.
Yo comparo al personaje de un micro con una estrella fugaz, flecha que atraviesa..., llámalo como quieras.
Y es tan directo, por breve, que se queda y provoca más historias.
Y eso es lo que me interesa de él, que provoque.

carlos de la parra dijo...

Muy buen retrato de ciertas constantes que se dan en los micro relatos,con la eterna presencia de eros y tanathos.Pero hay que recordar que también éste personaje es como los muñequitos de la tele,todopoderoso y muy dado a la resurección o al extremo,el humor en sí nos hace la existencia más liviana,y ésto produce que un cuento así sea más recordable,aunque como en todo,se dan variantes y calidades,pues hay cuentos que son como un tango y tienen la belleza de letras amargas,como las palabras de aquél que decía "y el destino me hizo una mueca siniestra",creo que en éstos equilibrios se balancea la búsqueda que llevamos quienes estamos poseídos por éste vicio del relato,y que en veces nos asombra en primera instancia al propio autor.
Es hermoso ver lo mucho que pueden expresar unas breves palabras; en una biografía que retrata a los parientes del gran nóbel colombiano García Márquez,el autor,también pariente del Gabo,como afectuosamente es conocido,pinta a un primo de él que era muy alegre,con ésto:"era el tipo de persona que te saludaba con un paso de baile".

Hiperbreves S.A. dijo...

Isabel, muy buena imagen la de la estrella fugaz o la flecha. Efectivamente, deben ser certeros, pero pasajeros.

Un saludo, Carlos, y gracias por aportar tu reflexión sobre el género y los personajes. Es muy interesante lo que dices. Además, esa frase de "Era el tipo de persona que te saludaba con un paso de baile" es casi una historia por sí misma.

Carlos dijo...

Me he quedado sorprendido es un excelente relato de los que mas me han gustado!! Felicidades!

zapatos rojos dijo...

maravilloso, me parece fantástico
Un saludo