05 marzo 2010

Diego

Donde dije digo, digo Diego, porque Diego dijo donde digo lo que digo, dije lo que dije, pero donde no digo lo que no digo, no dije lo que no dije. Y dije y digo que Diego siempre tiene razón en lo que dijo, dice y dirá. Dije que Diego es hombre de palabra y digo que la palabra de Diego es de hombre. Lo dije y digo y lo digo y dije. Y todo lo dijo Diego, así que a mí, no me digas nada.

20 comentarios:

Hiperbreves S.A. dijo...

Después de tanta historia dura, no viene mal una historia ligera, un juego con las palabras que obliga al lector a hacer una lectura reconcentrada.

Maggie dijo...

Bueno, ya se sabe que lo importante es agradar. Hoy en día da igual, uno puede cambiar de opinión como de pantalón. Cultura del agrado, dependiendo de quién escucha se dice lo que la audiencia quiere oir...o eso me parece a mi. Es muy dificil encontrar a gente firme en sus convicciones, y más dificil que sepan defenderlas en todas las situaciones. Y lo más chungo es cuando tus opiniones no son las de la mayoría...entonces ya no te digo. La mayoría siempre quiere más adeptos, y los adeptos siempre quieren mayoria...

Un saludo

Víctor dijo...

Menudo trabalenguas, Raúl. Este Maradona, que se cree Dios... cuando en realidad Dios juega en el Barça y en la albiceleste, por mucho que le duela este comentario a los cristianos, y más si son portugueses y juegan de blanco.

Un saludo.

Hiperbreves S.A. dijo...

Maggie, exactamente, por ahí van los tiros. Se parte del trabalenguas y se profundiza en él. Las opiniones cambiantes, la falta de palabras, la afición por escurrir el bulto, agradar y mentir con una gran sonrisa.

Ese Diego, Víctor, es un dios caído... Por eso lo usé, como guiño, pero no como motivación profunda.

SIL dijo...

Lo odio visceralmente, incluso cuando le hizo el gol a Inglaterra en el 86 con la mano, ya lo odiaba.

Los dioses de barro podrido no son de mi agrado.
Lo detesto como persona.
Ha estado ligado a todos los gobiernos de turno.

Con un diamante en cada oreja y un rolex en cada muñeca, va vestido con la cara del Che.
Es una paradoja patética.

Es un pobre niño rico.

Y nuestro país, un antro de ignorantes que ensalza falsos y patéticos dioses.

GRACIAS RAÚL.

Me encantó tu post.

Un beso desde la devastada ARGENTINA, la que no necesita de un terremoto para verse destrozada en esencia y estructura.
Le basta con sus gobernantes y sus ídolos ( y su pueblo)...

Beso inmenso .

SIL

Hiperbreves S.A. dijo...

Sol, siento haberte recordado al personaje, aunque siempre he pensado que en la supuesta idolatrizacion de Maradona había cierto tono de burla por parte del pueblo argentino. Mi Dios argentino es quino.

Gerardo dijo...

Dijo Valdano (otro trabalingüísta, argentino a más no poder) en uno de sus libros que a Maradona le dijeron de todo, menos que era un hombre, y no un Dios. Yo creo que algo así tuvo que pasar con este ídolo de barro, como decís.
Un saludo, y otra vez enhorabuena por el blog.

narbona dijo...

En los tiempos que corren, el "donde dije..." original (y que tan bién lo enredas tú), es el pan nuestro de cada día.

Y es usado con una inusual frecuencia por tanto prohombre -que nos la intenta colar- y/o por dirigentes que se retractan (según las reacciones del personal) en una descomunal ceremonia de la confusión.

Como es habitual: acertado.

narbona dijo...

En los tiempos que corren, el "donde dije..." original (y que tan bién lo enredas tú), es el pan nuestro de cada día.

Y es usado con una inusual frecuencia por tanto prohombre -que nos la intenta colar- y/o por dirigentes que se retractan (según las reacciones del personal) en una descomunal ceremonia de la confusión.

Como es habitual: acertado.

DANIEL SÁNCHEZ BONET dijo...

a mi me gustó y también la elección del personaje que es digno de un microrrelato.

saludos Raúl

Hiperbreves S.A. dijo...

Sol eres un sol, de ahí el error. ;)

Esteban Dublín dijo...

Con respecto al comentario de Sil, jamás pensé que hubiera argentinos que detestaran a Maradona. Novedad para mí.

Martín dijo...

Ay, Raúl, que puedo decir de tu entrada. Esta vez no lo analizaré desde el punto de vista literario, sino desde el punto que ha generado debate, que creo que en definitiva es lo que buscaste con este microrrelato.
Estoy seguro que Diego despierta amores y odios en todo el Planeta (sí, Esteban, incluso en Argentina), muchas veces expresados de manera extrema. Quién lo quiere, le suele perdonar todo. Quién lo odia, no lo soportará nunca (como Sil), ni siquiera si sale campeón en el próximo Mundial.
Es un tema que podríamos debatir durante horas, y estoy seguro que nunca llegaríamos a un acuerdo.
Creo que como jugador fue excepcional,pero como persona deja mucho que desear. Siempre he tenido sensaciones encontradas por esas razones.
Como DT, no me gusta en absoluto. Sin embargo, espero que en Sudáfrica nos tape la boca a todos, sonriendo con la copa dorada entre sus manos (como en el '86), mientras los demás "la siguen chupando".

SIL dijo...

Raúl y Esteban, con vuestra venia, quisiera dedicarles este poema:

BANDERA AVERGONZADA:


MANCHADA DE VERGÜENZA SE SONROJA, ONDEA Y SE EVAPORA

NUESTRA CELESTE Y BLANCA SOBRE EL CÉSPED HELADO ...

ONCE ESTRELLAS QUE NO BRILLAN Y CORREN DESCONCERTADOS,

OYENDO GRITOS ENFERMOS DEL POBRE Y HERRUMBRADO MARADONA...


EL MUNDO NOS MIRA A TRAVÉS DE EMPAÑADO ESCAPARATE.

LA VERBORRAGIA BARATA TAPA EL SONIDO DE LAS VERDADERAS TRAGEDIAS.

Y EN UN MISMO LODO, MEZCLAMOS UN CÚMULO DE MISERIAS

PISOTEADAS E IGNORADAS POR EL FRAGOR DEL MEDIÁTICO DISLATE.


GRACIAS !!!


SOL/ SIL

;))

Citopensis dijo...

Me gusta sobre todo la parte del microrrelato en la que se puede leer "hombre".

Y tal.

Hiperbreves S.A. dijo...

Bueno, me alegro de que el microrrelato haya generado debate, aunque sea por la amenazadora presencia de Maradona como actor secundario. Sil, ahora sí, puedo escribir tu nombre sin que el Iphone lo convierta en el astro incandescente. De todas maneras, bien por el corrector del Iphone, que tampoco está desacertado: Sol/Sil, que más da, si son casi sinónimos.

Empiezo por el final... Citopensis, a veces no sé si te entiendo poco o te entiendo demasiado...

Gracias Sil por la poesía antimaradoniana; Gracias Daniel y Narbona por partida doble.

Gerardo, ahí Valdano creo que tiene razón. Y no es porque a Jorge lo queramos mucho en Tenerife. Que también.

Curioso, Esteban, esto de los microrrelatos da hasta para hacer descubrimientos sociológicos.

Gracias, Martín, pero no te olvides de que este Mundial le toca a España... jejeje.

el marido de la portera dijo...

Muy bueno el juego de palabras, pero es que yo, ante ese dicho sólo me acuerdo de cómo lo utilizaba una amiga mía:

"Donde dije digo.... hago lo que me sale del higo".

Un abrazo, Raúl.

Hiperbreves S.A. dijo...

Ay, Marido, vaya amistades que tienes... jeje. De todas maneras, y con perdón, algún amigo también te podría decir:

"Donde dije Diego...digo lo que me sale de los hue...".

Y perdonen la salidita de tono.

manuespada dijo...

Hola Raúl, ¿me puedes mandar un mail? El mío está en mi perfil. Tengo una pregunta que a lo mejor me puedes resolver. Gracias de antemano.

El Griego dijo...

Buenas y Santas. Hay mucha tela para cortar en relación a lo que sucede en torno a Maradona, pasando de lo deportivo, a lo netamente social y mucho más importante me parece, político. Coincido bastante con lo que Martin escribe, y casi en nada con Sil. En principio, si lo representativo de Argentina es EL FUTBOL, estamos al horno. No porque seamos bueno o malos, sino porque se nos están olvidando cosas bastante más importantes. En todo caso creo que hay varias cuestiones que subyacen.

A modo de echar un poco de salsa a esto que terminó siendo una interesantísima tertulia. Si tienen tiempo, escuchen este audio del Negro Dolina. Uno puede o no acordar con él ideologicamente. Yo no acuerdo. Pero oir un tipo que ha pensado bastante bien lo que dice, aporta cuanto menos alguna otra forma de pensar esta realidad nuestra, tan sentida.

Encantado de leerlos a todos.

Salut!