18 marzo 2011

Nieves

Un niño juega en la nieve aquí y otro allá. Los dos sonríen, corren, caen y vuelven a reír. Construyen montañas y muñecos. Se deslizan y disfrutan con los labios y los dedos helados de placer. Parecen idénticos como las nieves de aquí y de allá. Pero la gran diferencia no está en sus ojos, sino en la cara de sus padres.

5 comentarios:

ginesvera dijo...

Hola me llamo Ginés y mando un saludo desde Valencia. He llegado aquí por casualidad. Ante todo felicitarte por este blog, por los microrrelatos y por el proyecto que presentaste en el Liceo de La Orotava en diciembre.
Voy a dar un minitaller de micros y me gustaria citar dos tuyos: La lista y Tomorrow.
Lo del proyecto del Liceo me interesa de verdad y me gustaria comentarte al respecto.
No me extiendo, te dejo mi blog.
Un saludo
http://ginesvera.blogspot.com

centrifugado dijo...

Mucho tiempo sin pasarme por aquí. No me olvido, eh!

Saludos desde la lavadora, compañero.

Isabel de León dijo...

Las caras son d ayyyy q se cae!!cuidado con...pero x q haces eso???jajajajajjaa

Saluditos de la chica en copos.

Hiperbreves S.A. dijo...

Gracias Ginés, mándame un correo electrónico y hablamos. Visito tu blog.

centrifugado, pensé que habías dejado el "centri" y simplemente te habías "fugado"... pero se ve que no. Un saludo.

Isabel, hay caras de eso y caras de miedo... como en Japón.

Muñekita Cate dijo...

Hola Raul!!, tu blog está excelente, me encantaría enlazarte en mis sitios webs. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

me respondes a munekitacat@gmail.com

besos

Catherine