03 septiembre 2011

Asesino suicida

Nunca destacó por su perspicacia. Tampoco por su capacidad de raciocinio. Harto de tanta mediocridad decidió convertirse en asesino suicida, pero el infeliz volvió a pasar desapercibido. Se precipitó, alteró el orden de las cosas y no pasó de suicida.

10 comentarios:

Hiperbreves S.A. dijo...

Por un poco de aquí y de allí, a lo tonto y a lo bobo, llevaba más de un mes desaparecido del blog. Regreso con ánimos renovados... ¿hay alguien ahí?

Aniagua dijo...

Es tan horrible ser invisible!
Saludos

No Comments dijo...

Y es que a veces el orden de los factores sí altera el resultado, jeje

Estamos por aquí sí.

Un saludo indio

Miss Bittersweet dijo...

¿Y quiso hacerse visible justo cuando ya no iba a poder disfrutarlo? Sí que le faltaba raciocinio jaja. Un beso.

Beatriz dijo...

Bienvenido, por aquí estamos tus seguidores/ras

Miguel Molina dijo...

Algunos (muchos) estamos a la espera. Esperemos que pronto haya más.

Saludos

Pedro Sánchez Negreira dijo...

La suerte de tu personaje es la que lamento que no corran todos estos que nos cuentan los telediarios que se han suicidado después de matar a su parejas.

Excelente retorno.

M. dijo...

me has hecho pensar en un superhéroe que se hace llamar Super Fluo.
Saludos.

Hiperbreves S.A. dijo...

En esos pensaba al principio, Pedro, cuando fabulaba esta historia.

Aniagua, hay quien trata de ser supervisible y ni así lo consigue.

No Comments, en este caso claro que sí... pobre tipo.

Gracias a todos por sus comentarios.

La chicharra dijo...

Muy ingenioso y sarcástico. Me gustó.