09 diciembre 2011

Carta

Papá, este año le voy a pedir menos cosas a los Reyes. Ya sé que la cosa está jodida... perdón, jorobada, así que en lugar de tres cosas más o menos caras voy a pedir dos cosas más o menos baratas. Para que no se salgan del presupuesto tuyo. Ni del de mamá, que como tampoco trabaja pues también está en crisis. He pensado que Lucía también debería pedir cosas baratas porque, aunque los Reyes no sean los padres, tampoco vamos a abusar de esa gente, que la cosa está jodida... perdón, jorobada. Como los camellos, ¿verdad?

10 comentarios:

No Comments dijo...

Me gustó este micro Raúl.
Duro, como los tiempos que a muchos toca vivir. (Aunque también digo que otros muchos llevan toda la vida en estos o peores tiempos)

Un saludo indio

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Muy buena imagen de la inocencia desengañada.

Un micro muy bueno.

Saludo,

Elleine dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anne Frank dijo...

Raúl te llamas? No se si era tu intención pero me has sacado una señora sonrisa XD me encantan las novelas donde los narradores son niños, cuando hablan de temas dramáticos sin dramatizar :-p. Ese "humor" nos permite ver las cosas desde otra perspectiva, pero sin trivializar lo jodidas, digo jorobadas, que están las cosas.

Un saludo joven! y si tienes algo de tiempo te invito a pasarte por mi blog!

Jesús dijo...

Brutal Raúl,
Me ha encantado como enfocas la madurez que muestran los niños en tiempos adversos.

vittt dijo...

inocente y triste. defines la navidad menos que el diccionario.

Anónimo y orgulloso de ello dijo...

Genial. Y eso que a mí me cuesta hacer cumplidos.
La Boca del Ello

Daniel Sánchez dijo...

jejeje me levantó una sonrisa.
Enhorabuena.

Hiperbreves S.A. dijo...

Estimados lectores, la verdad es que no me esperaba tantas buenas palabras. Digamos que no quedé del todo satisfecho con ese micro, pero por lo que se ve sí gustó y entonces es un placer equivocarse.

Hiperbreves S.A. dijo...

Otro saludo indio para ti, porque en eso tienes toda la razón. Una crisis es la universalización de algunos problemas.

Gracias, Pedro, esa inocencia que siempre hay que defender a veces nos da, también, lecciones inmensas de humanidad.

Raúl me llamo, Anne, y me alegro de sacarte una señora sonrisa con este texto agridulce. Igual que al amigo Daniel.

También te agradezco tu comentario Jesús. Esa madurez sobrevenida y obligatoria de esos niños realmente adorables. Que los hay. Y no son pocos.

Boca de Ello, doble valor entonces a tu cumplido.

Vittt, igual es eso la Navidad... inocencia, tristeza y un poco de alegría.